Blog

/

BLOG

/

¿Cómo debes separar y emplatar el jamón ibérico loncheado y envasado al vacío?

lonchas-tierra-de-jamon2.jpeg

¿Cómo debes separar y emplatar el jamón ibérico loncheado y envasado al vacío?

Nuestro truco

Si eres un artista del cuchillo jamonero, no tendrás este problema, porque cada vez que te apetezca, cortarás unas lonchitas de esa pieza de jamón ibérico tan exquisita que nos has encargado, y no tendrás ningún inconveniente para disfrutarla. Pero si no se te da bien lo del cuchillo jamonero, nosotros te facilitamos la tarea enviándotelo ya loncheado y en paquetes individuales, listo para consumir.

Pero aún así hay un detallito que debe haberte pasado alguna vez: te apetece disfrutar de un picoteo con jamón y cuando abres el paquete, no hay manera de separar las lonchas sin que se rompan (eso te pasa con cualquier embutido, también con los del supermercado).

Es que tiene truco: el jamón debe atemperarse y consumirse aproximadamente entre 20º a 24º C.

Así que es tan sencillo como sacarlo un rato antes de la nevera (con media hora bastará) y tener paciencia hasta que adquiera la temperatura correcta.

El plan B

Pero… ¿Qué pasa si recibo invitados inesperados y no tengo ese tiempo? Existe un plan B y es pasar el paquete, (aún sellado al vacío) por debajo del grifo de la cocina con agua templada. Si la dejas resbalar por todo el paquete, irá recuperando la temperatura poco a poco y quedará listo para consumir.

Al estar casi tibio, no solo podrás separar las lonchas con facilidad sino que recuperarás todo su sabor y aromas que se desprenden con mayor temperatura. Y ni que decir tiene, que se vuelve más apetecible, porque suelta algo de la grasa infiltrada en la carne y se vuelve más atractivo y brillante.

¿Cómo presentar un buen plato de jamón?

La mejor manera sería en un plato blanco que esté también atemperado: así es como lo hacen los profesionales. Colocan cada corte en forma circular, desde fuera hacia adentro, de forma atractiva, sobre una vajilla lo más neutra posible para que destaque el producto y su veta. Y claro, así no hay quien se resista: entre el brillo y el aroma, no puedes hacer otra cosa que disfrutarlo.

¿Cómo conservar el jamón?

Si aún así, cuando se vayan los invitados aún queda algo de jamón, la mejor opción es conservarlo alejado de la luz y de la humedad (Atención: hablamos de paquetes envasados al vacío). Si te han quedado paquetes abiertos, puedes conservarlos en la nevera en un recipiente hermético para que no se sequen, pero te recomendamos consumirlo cuanto antes para que no pierda propiedades.

En nuestra tienda online encontrarás una gran variedad de opciones entre jamón y embutidos loncheados que sólo tendrás que desembalar y disfrutar. Los tienes a un par de clics, así que pásate por allí y ¡a disfrutar!

Síguenos en redes sociales:

Síguenos en redes sociales:

Desarrollado por Boreal Open Systems